University of Illinois Extension

Mamá, ¡mirá los mamíferos!

Hace 65 millones de años, los mamíferos comenzaron a tornarse más numerosos. Al principio, estas criaturas no eran de gran tamaño y comían principalmente insectos.

Arctocyon

Ilustraci&oactute;n de Arctocyon Crédito: D. Bogdanov

Estos animales tenían los orígenes de lo que hoy son las pezuñas y las garras. Con el correr del tiempo, los mamíferos se tornaron más grandes.

pantodont

Ilustración de Barylambda faberi un pantodonte del Paleoceno de Norteamérica.

Entre 54 y 33 millones de años atrás ya existían los ancestros de los ciervos, las ovejas, las cebras y las vacas. Un ejemplo de esto es un animal del tamaño de un conejo.

Entre 24 y 5 millones de años atrás, los mamíferos ya eran la especie más veloz de todas. Se desarrollaron los roedores o los mamíferos como las ardillas o las ratas de la actualidad. Esto coincidió con un clima más seco que contribuyó también al desarrollo de pastizales más abiertos.