University of Illinois Extension

Main Navigation

Bugs - Bug Review - University of Illinois Extension

Perforador del Árbol de Melocotón

El perforador del árbol de melocotón y el gorgojo barrenador del árbol de melocotón, atacan el tronco y ramas principales de los árboles frutales de semilla dura tales como melocotón, cereza y ciruelo y otros árboles ornamentales relacionados. Los adultos son palomillas con alas claras. Las larvas son orugas blancas desnudas, grisáceo-amarillentas con cabezas cafés.

peachtreeborer

Hembra del Escarabajo Perforador del Melocotón

peachtreeborer

Larva y crisálidas del perforador del árbol de melocotón

Hábitos

Estos insectos internan como larvas debajo de la corteza. Cuando las temperaturas suben en primavera, comienzan a alimentarse de la parte interna de la corteza. Continúan alimentándose y creciendo, y desde primavera hasta finales de Julio se convierten en crisálidas (pupas.) Las palomillas adultas salen pronto y las hembras del perforador del árbol de melocotón ponen huevos a nivel del suelo, en el tronco del árbol, grietas en la tierra, o en restos de basura, mientras que las hembras del gorgojo barrenador del árbol de melocotón ponen huevos arriba y abajo de las ramas principales, buscando corteza áspera y grietas. Son atraídos por heridas donde la goma (trementina) está saliendo y donde hay perforadores.

peachtreeborer

Excremento del perforador del árbol de melocotón.

Daño Que Causa

El daño es causado cuando las larvas se alimentan de la parte interna de la corteza. Las heridas crecen rápidamente y las ramas principales o troncos pueden ser ahorcados. Las heridas abiertas permiten la entrada de organismos de enfermedades que también pueden matar el tejido fino vivo o pudrir el corazón (xilema) del árbol. Cualquier herida en un árbol de fruta de semilla dura puede causar exudaciones de goma. Generalmente, los daños del perforador se presentan como exudaciones gomosas (pegajosas) con cantidades de excremento, o pelotillas fecales que parecen aserrín. Las larvas no perforan el corazón (madera) del árbol.

Control

Control no químico: Las heridas vivas se pueden limpiar o raspar con herramientas de mano, en cualquier momento, para prevenir más daño. Toda la corteza muerta se debe quitar.

Control químico: Contacte a la oficina de Extensión de su condado para información sobre los actuales controles con pesticidas.