University of Illinois Extension

Main Navigation

Palomilla Gitana

gypsymoth

Larva de la Palomilla Gitana

Las orugas de las palomillas gitanas son fáciles de identificar, porque poseen características que no se encuentran en otras orugas que se alimentan de hojas. Tienen cinco pares de puntos azules seguidos de seis pares de puntos rojos, alineados en la espalda. Además, son de color oscuro y cubiertas de pelos. Las orugas jóvenes se alimentan durante el día, mientras que las orugas adultas se alimentan en la noche. Cuando están presentes en grandes cantidades, las orugas adultas se alimentan día y noche. Las orugas jóvenes se mueven a nuevos lugares arrastrándose por las copas de los árboles, donde tejen hilos de seda y enfrentan fuertes vientos. Las orugas adultas miden aproximadamente de 1.5 a 2.0 pulgadas de largo. Las orugas de las palomillas gitanas no producen telas (como las arañas), lo que las distingue de otras orugas que construyen telas, como la oruga de primavera del Este, Malacosoma americanum y gusano de otoño de la col, Hyphantria cunea. La etapa larval de la palomilla gitana dura aproximadamente siete semanas.

Hábitos

gypsymoth

Palomilla gitana macho

La palomilla gitana pasa por cuatro etapas de desarrollo en su vida; huevo, larva (oruga), crisálidas (pupa), y adulto. Las palomillas gitanas hembras ponen entre 500 a 1,000 huevos en áreas protegidas, por ejemplo, debajo de la corteza de árboles. Los huevos se cubren con una masa densa de pelos de color bronceado o de diferentes colores. La masa de huevos mide aproximadamente 1.5 pulgadas de largo y 0.75 pulgadas de ancho. Los huevos son la etapa en que los insectos invernan. Los huevos se pegan a los árboles, casas, o cualquier objeto al aire libre. Los huevos se convierten en orugas en primavera (Abril.)

gypsymoth

Palomilla gitana hembra

Al inicio de verano (Junio a inicios de Julio), las orugas gitanas inician su etapa pupal o etapa transitoria. Las crisálidas (pupas) son de color marrón oscuro, con una cáscara-protectora de aproximadamente dos pulgadas de largo y cubiertas con pelos. Se encuentran en áreas protegidas, tales como grietas en la corteza del árbol o en acumulaciones de hojas en el suelo. Las palomillas gitanas adultas salen de las crisálidas entre 10 a 14 días. Están presentes de Julio a Agosto. Las hembras tienen alas coloreadas de blanco a crema, un cuerpo bronceado, y cuando abren las alas miden dos pulgadas. Las palomillas gitanas hembras no pueden volar. Las palomillas machos, que son más pequeños, 1.5 pulgadas cuando abren sus alas, son de color café oscuro y tienen antenas plumosas. La hembra y el macho adulto pueden ser identificados por la forma de V invertida señalando un punto en las alas.

La palomilla gitana tiene solamente una generación por año. Las poblaciones de palomillas gitanas pasarán por ciclos en los cuales las poblaciones aumentarán por varios años, entonces declinan, y luego vuelven a subir otra vez. Los brotes en toda el área pueden ocurrir hasta por diez años, pero las densidades de población en áreas específicas siguen siendo por lo general altas durante dos a tres años.

Daño Que Causa

La larva u oruga es la etapa perjudicial, pues se come las hojas de los árboles en primavera. Pueden consumir enormes cantidades de hojas. Por ejemplo, las larvas de palomilla gitana pueden consumir hasta un pie cuadrado de hojas por día. Como resultado, producen una cantidad grande de material fecal (excremento.) Cuando las poblaciones alcanzan grandes cantidades-brotes, las orugas pueden deshojar totalmente árboles hospederos en toda el área geográfica. El deshoje constante o repetido en varios años, puede tener efectos devastadores, a menudo conduciendo al estrés de la planta y muerte del árbol.

Las palomillas gitanas tienen muchos hospederos, que incluyen el roble (Quercus sp.), manzano silvestre (Malus sp.), tilo (Tilia sp.), álamo (Populus sp.), haya (Fagus sp.), sauce (Salix sp.), abedul (Betula sp.), liquidámbar (Liquidambar styraciflua), bullonera (Amelanchier sp.), y espino (Crataegus sp.) Los árboles menos susceptibles al ataque de la palomilla gitana son: cenizo (Fraxinus sp.), sicómoro (Platanus sp.), catalpa (Catalpa sp.), acacia de tres espinas (Gleditsia sp.),guamá de costa (Cornus sp.), enebros (Juniperus sp.), sabino o tejo (Taxus sp.), lila (Syringa sp.), tuya (Thuja sp.), marsh (Viburnum sp.), y árbol del tulipán (Liriodendron tulipifera).

Las coníferas son más susceptibles a morir que los árboles de hoja perenne, porque no producen otra generación de hojas una vez defolian. Coníferas, tales como pino (Pinus sp.) y abeto (Picea sp.), no producen nuevas hojas (en forma de agujas) después de deshojarse, comparados con los árboles deciduos. Como resultado, las coníferas pueden morir después de una defoliación severa.

Control

Para información sobre el manejo de la palomilla gitana, visite nuestro sitio en el Internet sobre la Palomilla Gitana.