clutter_leftclutter_centerclutter_right  

Ropa

Hay dos modos básicos de enfrentar el revoltijo, incluyendo ropa: deséchelo o organícelo. La mayoría de personas tienen que hacer un poco de cada uno cuando se trata de ropa.

Decida lo que tiene que desechar

Prepárese armándose con tres cajas grandes o bolsas para basura y una canasta de lavandería, usando una variación de 3 recipientes de la de estrategia usada en librarse de la trastería. Designe una caja o bolsa para contener las cosas en las siguientes categorías:

  • Basura
  • Regalar/donar
  • Venta de patio o tienda de reventa/consignación (si no planea vender nada usted solamente necesita dos recipientes).

Cosas que pertenecen a otra persona o en otros cuartos deben depositarse en la canasta de lavandería. Por ejemplo, usted encuentra un par de calcetines de su hijo mezclada con sus cosas.

El primer paso en organizar su ropa debe ser el agrupar cosas de la misma clase (ver la sección Un lugar para cada cosa para detalles de esta estrategia). En este caso, agrupe las cosas por clase y luego por color. Por ejemplo, agrupe todos sus pantalones. Luego, agrúpelos por color. Ahora aplique la estrategia en librarse de la trastería: examine y pruébese cada pieza de ropa, y entonces haga su decisión: ¿Se queda o no? Si no, coloque la pieza en uno de los recipientes. ¿Y que hacer con la ropa que queda? Regresan al ropero o cajón—pero no aún. Usted necesita revisar las piezas para ver las que aparejan, de modo que déjelas afuera a la mano hasta que haya revisado para encontrar las posibles parejas.

Por ahora usted puede dejar afuera solamente la ropa de estación. Puede reducir el revoltijo en el ropero de su dormitorio guardando la ropa fuera de estación en una caja o en otro ropero. Cuando cambie la estación y cambie su ropa, es el tiempo perfecto para revisar la ropa y desechar la ropa que usted ya no quiere.

Organice lo que queda

Aquí están unos consejos para organizar diferentes tipos de ropa.

  • Ropa de colgar
    Agrupe la ropa por tipo, tal como camisas y blusas, trajes y coordinados, vestidos y ternos.
  • Cajones
    Use los cajones no muy hondos para cosas pequeñas como medias, calcetines o ropa interior.
  • Zapatos
    Si está pensando en cualquier tipo de organizador para zapatos, (uno colgante de la puerta, una percha de madera, etc.) asegúrese de que el organizador acomodará la clase y talla de zapatos que usted usa. Algunos organizadores no sirven para zapatos con tacones altos, otros pueden tener espacios muy pequeños para el tipo de zapato de plataforma o para zapatos de hombre. Los zapatos se pueden guardar fácilmente en su caja original o puede comprar cajas transparentes para zapatos. Usar las cajas originales es más fácil si usted pega una tira de papel en un lado de la caja y escribe una descripción de los zapatos dentro, como “mocasines azules” o “bajos de gamuza café.” Marcar las cajas es muy importante especialmente si usa cajas de otros zapatos para guardar zapatos que no tienen caja.

Prevención

Haga una lista de la ropa que necesita y manténgala en su cartera o en su organizador electrónico. Revse la lista cuando esta de compras, para ayudarles a mantener su atención en comprar cosas que necesita en vez de hacer selecciones espontáneas que tal vez no coordinan con las otras piezas que tiene en el ropero.

Situaciones especiales

Si usted tiene ropa de diferentes tallas que usted cree que debe retener, usted puede usar un par de estrategias para mantener estas piezas separadas. Retenga solamente las piezas de la talla que esta usando en la actualidad en los lugares más accesibles de su ropero o cajones. La ropa que usted no puede usar en la actualidad debe estar claramente separada de la ropa que esta usando ahora. Usted puede designar cajones específicos para esa ropa o poner divisores en su ropero. O simplemente usted puede guardar esas piezas en una caja de plástico transparente que usted a marcado por ejemplo “talla 10” o ropa pequeña.”