Familias y ...


Respeto

Enojo

Tensión

Manejo del Tiempo

Valores

Responsabilidad

Escuelas

Disciplina

La Adolescencia

Pandillas

Drogas

Respuestas Fisiológicas al Enojo

Las emociones se relacionan directamente a las sensaciones y los pensamientos, sin embargo hay también una conexión entre las reacciones físicas y las emociones que experimentamos. Piense en los momentos en que usted ha sentido que su pulso se acelera o que su boca se seca. Estos cambios físicos ocurrieron probablemente cuando usted experimentaba una emoción fuerte, tal como enojo. Hay respuestas físicas definidas causadas por el enojo.

Todos los seres humanos tienen un sistema nervioso que reacciona automáticamente a las emociones fuertes tales como enojo o miedo. Piense en el enojo como una señal de emergencia para el cuerpo. Para resolver esta emergencia, el sistema nervioso activa y prepara al cuerpo. Piense en algo pasado que le enojó y después intente recordar cómo su cuerpo respondió a ese enojo.

Generalmente, la primera respuesta del cuerpo al enojo es una aceleración de la respiración. Ésta es una manera en que el cuerpo toma más oxígeno. Cuando respiramos más rápidamente, nuestro corazón bombea más rápidamente. Esto aumenta la presión en las arterias. Cuando estamos enojados, puede ser que empecemos a sudar. Esto ayuda a refrescar nuestro cuerpo. Si nos miramos ante un espejo, podremos ver que nuestras pupilas están más grandes.

Nuestra cara probablemente se ponga roja o pálida. Cuando estamos enojados, nuestras manos también pueden ponerse frías. Mucha energía es utilizada por nuestro cuerpo cuando estamos enojados. Algunos pueden también temblar. Las personas con problemas físicos pueden experimentar dolores en el pecho. Es sano sacar humo de vez en cuando (sacar el enojo), pero enojarse muy seguido puede agotar las reservas de energía del cuerpo. La salud de su cuerpo se pone en peligro cuando experimenta tensión adicional por sentimientos de enojo. El enojo puede causar tensión en los sistemas principales del cuerpo tales como corazón, nervios, o vías respiratorias.

Reconozca los signos físicos y los efectos que el enojo tiene en la salud del cuerpo. Entre más enterado esté de los daños que el enojo provoca al cuerpo, usted puede hacer esfuerzos para prevenir daños a su salud.

Regresar a Familias y Enojo

 
Adaptado al español por Dr. German Cutz, Especialista en programas de Extensión en español, Extension de la Universidad de Illinois.
  Comentarios