Familias y ...


Respeto

Enojo

Tensión

Manejo del Tiempo

Valores

Responsabilidad

Escuelas

Disciplina

La Adolescencia

Pandillas

Drogas

La Disciplina de "Mantenerse Firme"

Observe a un niño pequeño armando un rompecabezas o despegando una calcomanía de un juguete y usted puede ver perseverancia, la habilidad de enfocarse en una tarea sin importar la experiencia y las complicaciones. A temprana edad, muchas veces no entendemos la importancia de estos pequeños pasos que tomamos para enfocarnos en una tarea, responsabilidad o trabajo. En los primeros años de vida es cuando nosotros aprendemos a descubrir lo que nos interesa. Es cuando necesitamos respaldo para entender las cosas.

Un bebé aprende perseverancia cuando se extiende para alcanzar un juguete y su brazo no es suficientemente largo para alcanzar el juguete. Los bebés deben aprender a trabajar duro para estirarse, moverse y quizás contorsionar su cuerpo para lograr alcanzar el juguete. Es a través de la perseverancia que los niños son capaces de gatear, voltearse, o triunfar en cualquiera de los desafíos de la vida. Todos los esfuerzos y pequeñas victorias que los niños logran les ayuda a reforzar el valor de perseverancia.

Las familias necesitan proveer a los niños de desafíos seguros y apropiados a la edad de los niños. Ayude a sus niños dividiendo una tarea grande en pequeñas actividades. Mantenga la meta en mente, con figuras o con sus palabras de aliento. Si un niño está armando un rompecabezas, mantenga una foto del rompecabezas enfrente. Inclusive, usted podría completar algunas de las piezas del rompecabezas para ayudar a encontrar las partes que faltan y permitir que el pequeño termine el resto. Hable e interactúe con sus niños. Use palabras para dar pistas e ideas.

Explorar y aprender son partes importantes de la niñez. Es también importante agregar cómo solucionar problemas, creatividad, desarrollo de valor y optimismo (esperanza) a la vida de sus niños.

Los niños pequeños necesitan muchas experiencias para intentar hacer cosas nuevas, pero ellos también necesitan un recordatorio para tomar un descanso y relajarse. Ellos deben parar cuando estén muy cansados. Observe el nivel de tolerancia de sus niños. Aprender la manera de pedir ayuda es también importante.

Ofrezca más respaldo que crítica. Aprender a manejar frustraciones es una tarea difícil. Los niños tienen que aprender a luchar contra decepciones y errores. El apoyo y guía de la familia pueden hacer una enorme diferencia entre un niño que constantemente está tratando y otro que simplemente se da por vencido.

Regresar a Familias y Disciplina de Niños Pequeños


 
Adaptado al español por Dr. German Cutz, Especialista en programas de Extensión en español, Extension de la Universidad de Illinois.
  Comentarios