Familias y ...


Respeto

Enojo

Tensión

Manejo del Tiempo

Valores

Responsabilidad

Escuelas

Disciplina

La Adolescencia

Pandillas

Drogas

Dígalo Como Es - Comunicación

La familia es donde los niños aprenden palabras y su significado. Lo que usted diga y la manera como lo diga tendrán un efecto importante en la manera que sus niños se miran a sí mismos y el mundo que los rodea. Los bebés comunican sus necesidades y deseos desde el momento en que nacen. Ellos lloran para hacerle saber a la familia que ellos tienen hambre, están cansados o necesitan ser tomados en brazos. La familia es el medio por el cual los niños aprenden a entender y a expresar sus deseos, necesidades, sentimientos, opiniones e ideas.

Incluya a sus niños en conversaciones desde un principio. Ayúdeles a unirse en las conversaciones. Al principio usted escuchará balbuceo. Pero poco a poco los niños aprenderán a ser parte de la conversación. Las familias que involucran a sus niños en las conversaciones le dan a sus niños la oportunidad de practicar comunicación y relaciones sociales, a la vez que les permite mejores oportunidades para tener éxito en el futuro.

Dele a sus niños palabras para todas las cosas. Hable sobre lo que usted hizo durante el día, lo que está haciendo en ese preciso momento y lo que usted planea hacer. Dele a sus niños palabras para expresar sus sentimientos. Ayúdeles a expresar todos aquellos sentimientos que están sintiendo. Un niño que es capaz de decir: "estoy frustrado" o "estoy feliz" puede compartir más sobre su mundo. Un niño que es capaz de usar palabras podrá mostrar sus sentimientos, y se mostrará más seguro de sí mismo. Fomente que sus niños hablen y hagan preguntas. Esta es una manera para aprender del mundo que nos rodea y contribuye a la conversación.

Deje que sus niños hablen por teléfono; permita que hablen con niños mayores y que hablen con otros adultos. Escriba las palabras que su niño utiliza para expresar sus sentimientos y pensamientos. A los niños pequeños les gusta ver sus palabras por escrito.

Haga preguntas para mostrar su interés e inicie una conversación que haga pensar a sus niños. En lugar de preguntar "¿Qué hiciste hoy en la escuela?". Pregunte, "¿Qué es lo que más te gustó hoy en la escuela?" o "¿Pasó algo en la escuela hoy que te hizo reír?" o "¿Qué cosa aprendiste hoy en la escuela?"

Los niños están realmente atentos a la comunicación con los adultos. Desde que son muy pequeños, ellos pueden saber cuando los adultos están preocupados, distraídos o no están escuchando. Los niños, como los adultos, no ponen atención cuando no les gusta algo, cuando se les da un discurso o cuando no se les escucha durante una conversación. Si ellos creen que "su" conversación está siendo ignorada o rechazada, ellos se enojan o se desinteresan.

Tome tiempo para construir y fomentar comunicación dentro de su familia. Piense en las palabras que usted usa y tome tiempo para verdaderamente escuchar lo que le están diciendo.

Regresar a Familias y Disciplina de Niños Pequeños

 

 
Adaptado al español por Dr. German Cutz, Especialista en programas de Extensión en español, Extension de la Universidad de Illinois.
  Comentarios