Familias y ...


Respeto

Enojo

Tensión

Manejo del Tiempo

Valores

Responsabilidad

Escuelas

Disciplina

La Adolescencia

Pandillas

Drogas

Dándole Poder a las Familias

¿Cómo aprende la gente a ser fuerte, independiente y a ser ciudadanos contribuyentes? El proceso empieza a temprana edad. Empieza desde la niñez, continúa en la adolescencia y es un proceso continuo. Este proceso sucede con ayuda de las personas que nos rodean, en la escuela, la iglesia o en nuestra comunidad.

Las personas y familias con poder provienen de un proceso de decisiones sabias. Necesitamos ayudar a nuestros jóvenes y a nuestras familias en el proceso de toma de decisiones. Básicamente, existen cuatro pasos para tomar decisiones. Estos pasos son: definir el problema o situación, clarificar el motivo o causa del problema o situación, revisar las alternativas, y tomar decisiones.

Estos pasos quizás le parezcan bastante difíciles de usar con sus niños o inclusive adolescentes. Empiece con sus niños a temprana edad a analizar una situación y elegir alternativas. La nueva habilidad que ellos aprenden será una costumbre similar a la de cepillar y lavarse los dientes. Por ejemplo, si sus niños se están preparando para ir a la escuela, en lugar de escogerles la ropa, deje que ellos elijan. Deje que ellos decidan que colores lucen bien juntos. Mantenga esta idea en mente: antes no estaba de moda usar líneas y dibujos juntos. Ahora, algunos diseñadores de ropa muy famosos combinan líneas y dibujos. "La moda de la policía" es una moda atractiva para los niños.

Si los niños necesitan un suéter o una sombrilla un determinado día (basado en los reportes del tiempo), deje que ellos tomen la decisión, o al menos deje que ellos decidan qué suéter o abrigo desean usar. Si usted no esta de acuerdo con lo que sus niños seleccionan, hágase estas preguntas: ¿Está dañando esta decisión a los niños o a otras personas de alguna manera? o ¿Qué diferencia habrá por esta decisión dentro de un año? Si la respuesta es negativa, entonces simplemente no se preocupe. Preocúpese de las cosas importantes en su vida, en lugar de la combinación de colores que llevarán sus niños a la escuela.

Estas son algunas ideas básicas y elementales. En la medida que sus niños crecen, hable con ellos sobre el proceso de pensar y analizar situaciones, vean juntos el efecto de una acción particular y trabajen juntos analizando las posibles consecuencias. Mantenga las líneas de comunicación abiertas para todos los miembros de la familia. Use estas ideas de manera regular y muy pronto cada miembro de su familia estará usando todas estas habilidades automáticamente.

Regresar a Familias y Responsabilidades

 

 
Adaptado al español por Dr. German Cutz, Especialista en programas de Extensión en español, Extension de la Universidad de Illinois.
  Comentarios