Familias y ...


Respeto

Enojo

Tensión

Manejo del Tiempo

Valores

Responsabilidad

Escuelas

Disciplina

La Adolescencia

Pandillas

Drogas

Reduzca el Agotamiento

En el agitado mundo de hoy, las personas están más propensas a agotarse debido a que la tensión nerviosa que experimentan no es disipada o sacada. Exposición constante a la tensión nerviosa sin descanso, conduce a una condición seria llamada agotamiento.

El agotamiento es un sentimiento de fatiga emocional, un sentimiento de desinterés hacia las cosas o personas, y un sentimiento de que ningún logro es importante. Si esta situación le parece familiar, es hora de pensar seriamente acerca de su futuro y sus metas. Cuando unas pequeñas vacaciones o un descanso no son suficientes y lo dejan con sentimientos de depresión, es hora de buscar la manera de recargar las baterías de su vida. Planee tiempo para relajarse.

Haga ejercicios para relajarse.

Asegúrese de tener un lugar tranquilo y callado para hacer el siguiente ejercicio. Acuéstese o siéntese cómodamente. Cierre sus ojos. Empiece estirando las manos (póngalas tensas) de 3 a 5 segundos y luego relaje (afloje las manos) rápidamente. Haga que sus manos se pongan pesadas y tibias. Continúe con el resto de su cuerpo, aumentando el estiramiento y ejercicio de relajación hasta llegar a la frente, antebrazos y hombros. Luego haga el mismo ejercicio con los pies: incluyendo el pie y la pierna. Siga el mismo proceso para el otro lado de su cuerpo. Estire y afloje los músculos de las caderas y deje que este proceso pase del estómago al pecho. Usted puede estirar los músculos de la espalda. Termine el ejercicio y haga que su frente se sienta fresca. Practique este ejercicio por 15 ó 20 minutos diariamente. Con el tiempo y la práctica usted aprenderá a obtener una relajación más profunda de los músculos.

Después de esta técnica de relajación física, agregue una técnica de relajación mental. Deje que todos sus pensamientos abandonen su mente. Si esos pensamientos empiezan a regresar a su mente responda diciendo suavemente "no." Imagínese un cielo azul y muy calmado o imagine cualquier otra escena que le brinde calma. Escuche su respiración y siga cada respiro en el momento de inhalar (respirar) o exhalar (sacar aire). Recuerde siempre mantener los músculos de la cara, ojos y frente sueltos y tranquilos.

Esta técnica requiere un período de tiempo de por lo menos 30 minutos. Sin embargo, en este mundo tan apurado es muy difícil apartar 30 minutos de tiempo, pero piense en el tiempo que usted perdería si la tensión nerviosa se convierte en una tensión mental o una enfermedad seria. Treinta minutos le parecerán una cantidad de tiempo muy pequeña.

Regresar a Familias y Tensión Nerviosa

 

 
Adaptado al español por Dr. German Cutz, Especialista en programas de Extensión en español, Extension de la Universidad de Illinois.
  Comentarios