Familias y ...


Respeto

Enojo

Tensión

Manejo del Tiempo

Valores

Responsabilidad

Escuelas

Disciplina

La Adolescencia

Pandillas

Drogas

Transición del trabajo a la casa

¿Se siente algunas veces como si estuviera llevando una doble vida? ¿Son sus responsabilidades en el trabajo y la casa totalmente diferentes? Si su respuesta es "sí", usted no está solo. En ningún otro momento se siente tanto el cambio como la transición entre el ambiente del trabajo y su casa al final del día. Este momento ha sido llamado "la hora del torbellino."

Las transiciones son momentos de cambio. Durante estos momentos nuestro cuerpo está en el lugar exacto, a la hora exacta, pero nuestra mente no lo está. Nuestra mente no ha hecho todavía la transición y está tratando de ponerse al corriente. Cuando su familia regresa a casa, cada uno de ellos tiene necesidades que deben ser satisfechas. Estas necesidades a veces conducen a la familia a un choque que trae consigo el incremento de tensión nerviosa y rompimiento emocional.

Entre más tiempo tenga para hacer las transiciones, será más fácil. Una transición apurada es siempre difícil. Aquí hay algunas sugerencias para ayudarle a aliviar la prisa.

Aprenda a manejar su tiempo de manera que usted termine sus tareas y se vaya de su trabajo a la hora indicada.

Planee momentos para "ponerse al corriente" para que si algo inesperado pasa, usted tendrá tiempo suficiente enterarse de lo que ha sucedido.

Sea acertado. ¿Le pide su jefe que empiece y termine una tarea al final del día? ¿Cómo responde usted al requerimiento? La próxima vez, usted le puede decir cuidadosamente a su jefe, "Debido a que el día de trabajo ha terminado, con mucho gusto me encargaré de este asunto mañana por la mañana." Algunas veces quizá sea una verdadera emergencia, pero esto no tiene que ser a diario.

Después del trabajo, haga sus primeras horas en casa menos tensas siguiendo algunas de las siguientes sugerencias:

Aprenda a separar su vida personal de su vida de trabajo. No lleve sus problemas personales al trabajo y no lleve sus problemas de trabajo a casa.

Use tiempo de viaje para hablar para hacer la transición entre trabajo y hogar.

Cambiése ropa inmediatamente después de llegar del trabajo. Después de despojarse de su ropa de trabajo, usted estará listo para enfrentar las demandas del hogar.

Involucre a su esposo/a é hijos en los quehaceres del hogar. En la medida que los niños ayudan con quehaceres domésticos, ellos aprenden a ser responsables y se sienten valorados como miembros de la familia.

Hable con su esposo/a y sus niños acerca de sus sentimientos. Una buena comunicación es importante en las familias fuertes y unidas.

Adaptado de "Ohio State University CES WorkSite Series" Hoja de Noticias No. 11 "Coming Home."

Regresar a Familias y Tiempo

 

 
Adaptado al español por Dr. German Cutz, Especialista en programas de Extensión en español, Extension de la Universidad de Illinois.
  Comentarios