Familias y ...


Respeto

Enojo

Tensión

Manejo del Tiempo

Valores

Responsabilidad

Escuelas

Disciplina

La Adolescencia

Pandillas

Drogas

Reuniones Familiares

Una forma para que las familias compartan sus valores es tener reuniones familiares. Durante una reunión familiar los miembros de la familia comparten sus sentimientos. Ellos deciden las tareas y las personas que se encargarán de hacerlas. Las reuniones familiares son perfectas para que los padres e hijos se brinden apoyo mutuo en tiempos difíciles. Las reuniones familiares constantes ayudan a fortalecer el vínculo familiar entre cada uno de los miembros.

Los valores se aprenden mientras los miembros de la familia trabajan juntos durante estas reuniones. Por ejemplo, si los padres muestran que son justos y muestran respeto durante estas reuniones, los niños sabrán que esos son valores de la familia. Si los padres les muestran a los niños que su trabajo es importante para la familia, los niños se sentirán valorados como miembros del grupo familiar.

Las reuniones familiares no necesitan ser formales. Durante o después de horas de comida es una buena opción. Es importante incluir a toda la familia tanto como sea posible. Algunas familias tienen reuniones familiares extras, cada vez que tienen momentos difíciles o cuando experimentan una crisis. Las buenas noticias también son compartidas durante reuniones familiares. Las reuniones familiares se usan para planear y trabajar en eventos especiales. Cada miembro de la familia puede tener una parte de la reunión. Cada uno puede acordar hacer algunas tareas necesarias para lograr las metas familiares.

Los valores familiares orientan las metas que las familias eligen. Si la familia decide visitar a los abuelos dos veces por semana, ellos demuestran que sus valores tienen prioridad en la unidad familiar y el respeto por los ancianos. Una familia que valora la lectura puede planear una visita semanal a la biblioteca. Otra familia que valora estudiar para ascender en el trabajo puede escoger la misma meta.

Las familias trabajan para conseguir sus metas y compartir las tareas. Las tareas que son nuevas para algún miembro de la familia pueden hacerse la primera vez con la ayuda de un miembro de la familia que sabe como hacerlo. Un niño pequeño puede necesitar ayuda para limpiar el fregadero o lavamanos. Una persona que nunca ha lavado la ropa puede necesitar ayuda separando la ropa de colores obscuros de la ropa blanca. Los miembros de la familia pueden tomar decisiones durante la reunión sobre quien hará determinadas tareas y si es tiempo de cambiar los planes.

Ciertas decisiones no son hechas en las reuniones familiares. Los padres deben tomar estas decisiones solos o con la ayuda de otros adultos. Algunas veces discutir la razón para tomar estas decisiones ayuda a los niños a entender lo que está pasando y la manera en que ellos serán afectados o beneficiados por estas decisiones.

Regresar a Familias y Valores

 

 
Adaptado al español por Dr. German Cutz, Especialista en programas de Extensión en español, Extension de la Universidad de Illinois.
  Comentarios