[Skip to Content]
University of Illinois Extension
Herb Gardening

Ajo

Garlic

Allium sativum

Perenne

Descripción

El ajo es miembro de la familia de la cebolla. Alcanza una altura de 15 a 18 pulgadas y tiene hojas planas como las del puerro. Hay dos tipos de ajo: el de cuello duro y el de cuello blando. Las variedades de cuello duro producen pedúnculos, suelen echar raíces, tienden a secarse unos meses después de cosechados y no son fáciles de almacenar. Las variedades de tallo suave no producen pedúnculos. Producen más y pueden almacenarse entre 6 y 8 meses. Mientras que las variedades de cuello duro se recomiendan para plantarse en las zonas más al norte, existen algunas variedades de cuello blando adecuadas para plantarse en zonas de clima frío.

Cultivo

El ajo se desarrolla a pleno sol en suelos con buen drenaje y con alto contenido de materia orgánica. La fertilidad también es importante ya que el ajo demanda cantidades moderadas a altas de fertilizantes nitrogenados. Las sequías o las condiciones de exceso de humedad reducen el rendimiento del ajo.

La siembra se realiza separando el bulbo de ajo en dientes individuales. Cuanto más grande sea el diente sembrado más grande será el diente maduro cosechado. No es recomendable plantar los dientes del ajo comprado en el supermercado. En general, estos bulbos se produjeron de variedades que se adaptan a climas menos severos y la manera en que se almacenaron no favorece la formación ideal del bulbo. Plante los dientes a una profundidad de entre 2 y 3 pulgadas.

El momento para realizar la siembra también es importante ya que desarrollo óptimo de los tallos y la formación del bulbo requieren un tratamiento de frío. La formación y el desarrollo del bulbo se inician en respuesta a los días más largos y más cálidos de fines de mayo y junio. El ajo debe plantarse en el otoño generalmente una o dos semanas después de la primera helada fuerte. Después de plantado el ajo desarrolla raíces y emergen los tallos. El crecimiento se reanuda en la primavera. El ajo es una planta de raíz poco profunda sensible a los suelos secos, es por eso el riego es importante. La instancia más crítica es el momento en que se desarrolla el bulbo, entre mayo y junio. El riego debe interrumpirse aproximadamente dos semanas antes de la cosecha. El ajo de cuello duro produce tallos sin hojas denominados escapos. Estos deben cortarse para permitir que la planta desarrolle cabezas de ajo más grandes. Si se los retira antes de que se estiren pueden utilizarse para cocinar ya que son muy tiernos.

Cosecha

Las diferentes variedades maduran en diferentes momentos. La cosecha muy temprana resulta en bulbos que no duran demasiado y la cosecha tardía obliga al bulbo a salirse de la piel. Coseche cuando las hojas inferiores de la planta se tornen de color marrón.

El momento ideal para cosechar el ajo es cuando la mitad o algo más de la mitad de las hojas todavía están verdes. Desentierre la planta con cuidado con las raíces y los brotes intactos. Espere a que las plantas se curen entre 3 a 4 semanas en un lugar con buena circulación de aire. Una vez secas, podrá cortar los tallos y las raíces. Con un cepillo, retire la tierra restante. Almacene el ajo en un lugar fresco. El ajo de cuello blando curado adecuadamente dura entre 6 y 8 meses mientras que el de cuello duro puede almacenarse entre 3 y 4 meses.

Uso

El ajo se usa cocido y crudo en una amplia variedad de platos para dar un sabor áspero y picante. También es muy aromático.

Variedades populares

Tipos de cuello blando

  • Inchellium Red - Bulbos grandes, sabor suave.
  • New York White - Tiene rayas púrpuras. A veces produce pezones florales.
  • Susanville - Se almacena bien, bulbos grandes.

Tipos de cuello duro

  • German Red - Variedad de cuello duro popular para climas fríos. Dientes grandes
  • Merrifield Rocambole - Similar al German Red salvo que el bulbo es más pequeño.
  • Spanish Rojo - Buen sabor.

« Volver a la Lista de hierbas