University of Illinois Extension

Banano

Los bananos y las palmeras son ideales para crear ambientes tropicales. Los bananos son de crecimiento rápido y son fáciles de conservar durante el invierno. Se desarrollan a pleno sol o a mediasombra en suelos húmedos con buen drenaje. Necesitan muchos nutrientes para crecer, por eso la fertilización frecuente durante la época de crecimiento es necesaria. Las hojas del banano se ajan fácilmente con el viento por eso, siempre que sea posible, se recomienda ubicar estas plantas en zonas reparadas. El color de las hojas del banano varía de verde a verde variegado y rojo. En condiciones ideales, no es raro que alcancen una altura de 6 a 10 pies durante el verano. Para conservar estas plantas durante el invierno, primero hay que desenterrarlas, envolver la masa radicular en una bolsa de plástico y después almacenar la planta en un lugar fresco y oscuro hasta que llegue la primavera. Cuando llegue este momento, corte la planta a una altura cercana al suelo, colóquela en una maceta si es que la va a mantener en un recipiente, o llévela al jardín después de que el suelo se caliente en la primavera. El banano de fibra japonés (Musa basjoo) es el que mejor tolera el frío. Podrá conservarse durante el invierno en el exterior en la zona 5 si se lo cubre con una capa densa de mulch. Un pariente del banano, el banano rojo Abyssinium, de enormes hojas anchas verdes y revés borgoña, alcanza una altura de 8 a 10 pies.