University of Illinois Extension

Formio

El formio tiene hojas coriáceas lanceoladas que irradian hacia arriba y hacia afuera para crear un falso tronco vistoso. De porte vertical, en el jardín, el formio alcanza una altura de cuatro pies. Se asemeja a las drácenas tradicionales, pero su follaje es generalmente más ancho y de colores más fuertes como el rojo, borgoña y rosado. El formio se adapta tanto al pleno sol como a la sombra. Sin embargo, su esplendor se logra a pleno sol. Tolera varios tipos de suelo. Las plantas pueden dejarse en el jardín hasta bien entrado el otoño cuando la temperatura ronda los 40 grados y después deben llevarse al interior a un lugar fresco donde reciban mucho sol. Toleran un lugar con poca luz siempre que no se las humedezca por demás.