Antecedentes

Según la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI), el 50% de todos los casos de enfermedad mental comienzan a los 14 años. Es natural que los adolescentes experimenten una variedad de emociones como parte del proceso de desarrollo. Por ejemplo, los jóvenes pueden sentirse ansiosos a casusa de la escuela o amistades, o pueden experimentar un periodo de depresión después de perder un ser querido. Estos ejemplos son diferentes a los de los trastornos de salud mental, y afectan tanto el pensamiento como las emociones y el comportamiento. Los trastornos de salud mental pueden interferir con actividades regulares como dormir, comer, el trabajo escolar y las relaciones.

Depresión

La depresión es el trastorno de salud mental más común, y afecta a casi uno de cada ocho adolescentes y adultos jóvenes cada año. Los adolescentes que experimentan síntomas de depresión la mayor parte del día, casi todos los días, durante al menos dos semanas al año tienen un episodio depresivo mayor. El número de adolescentes que experimentaron episodios depresivos mayores aumento en casi un tercio entre el 2005 y el 2014.

Las señales y síntomas de la depresión incluyen:

  • Un estado de ánimo inusualmente triste
  • Pérdida de interés en las actividades favoritas
  • Experimentar insomnio o dormir demasiado
  • Pérdida de interés en la comida, o comer demasiado
  • Falta de energía y cansancio

Ansiedad

Los Institutos Nacionales de Salud dicen, que cada 3 adolescentes de 13 a 18 años experimentaran un trastorno de ansiedad. Estos números han estado aumentando constantemente; entre el 2007 y el 2012, los trastornos de ansiedad en niños y adolescentes aumentaron un 20%. La ansiedad tiene señales y síntomas físicos, psicológicos y de conducta.

Físicos – dolor de estómago, pálpitos en el corazón, dolor de pecho, dificultad para respirar, mareos, temblor de cuerpo.

Psicológicos – pensamientos acelerados, miedo y preocupación excesivo o poco realista, confusión, indecisión.

Comportamiento – evita socializarse, comportamiento obsesivo o compulsivo, uso de alcohol o drogas

Los trastornos de ansiedad no tratados están relacionados con la depresión, el fracaso escolar y un aumento en el riesgo de trastorno por consuma de sustancias. Si está experimentado síntomas de ansiedad o depresión, comuníquese con un adulto de confianza para compartir sus inquietudes. Por ejemplo, con un miembro de la familia, en consejero escolar, o el líder espiritual. También hay ayuda profesional virtual donde puede obtener información adicional.

Estrategias de afrontamiento

  • Hablar con un adulto o amigo de confianza
  • Diario
  • Practicar técnicas de relajación: respiración, meditación, yoga
  • Hacer ejercicios todos los días
  • Ser creativo – dibujar, pintar, tejer, etc.
  • Probar las aplicaciones de relajación
  • Comer saludablemente
  • Dormir de 7 a 8 horas por noche