Equilibrio del trabajo y vida personal

Las demandas del hogar y del trabajo pueden afectar la salud física y mental de una persona. El deseo de las personas para tener éxito profesional y ser considerado para ascensos o posiciones de liderazgo, así como su necesidad económica de mantener el empleo puede obligar a las personas a nunca realmente "salir" mentalmente del trabajo a pesar de estar fuera del horario. La creciente tecnología ha hecho que sea más difícil separarse del trabajo, ya que las llamadas, los mensajes de texto, los correos electrónicos y ahora incluso las notificaciones de videoconferencia llegan a través de los teléfonos de las personas. El trabajo deja a innumerables personas con poco tiempo para sí mismos, especialmente aquellos que deben asumir dos o tres trabajos.

Es muy probable que la entidad en que trabaja un individuo continúe con o sin la persona. Las posiciones van y vienen al igual que los miembros del personal. Las responsabilidades se delegan a otros, o se contrata personal nuevo para hacer el trabajo. Si una persona está allí o no, el trabajo se hará. En otras palabras, en el trabajo, las personas son reemplazables. Sin embargo, en la vida, una persona no lo es. Si una persona descuida las necesidades personales, pueden producirse graves consecuencias para ellos y para sus seres queridos. Por lo tanto, tenga en cuenta los siguientes consejos para ayudar a equilibrar el trabajo y la vida personal.

Tiempo de descanso- Asegúrese de tomar sus descansos programados en el trabajo. Tome un corto paseo. Vaya afuera para tomar un poco de aire fresco. Socialice con compañeros, pero no converse del trabajo.

Viaje ligeramente - Deje el trabajo en el trabajo. Resista el impulso de traer trabajo a casa al final del día. Establezca límites para que el trabajo y la vida personal no se mezclen. Habrá excepciones que se harán, pero limite éstos y tenga cuidado porque si lo hace una vez, será más fácil hacerlo "sólo una vez más".

Brecha digital - Mantenga aplicaciones separadas en su teléfono para el correo electrónico personal y laboral para resistir leerlo y responder a cuestiones del trabajo después de horas. El mensaje estará allí cuando vuelva al trabajo.

Apóyese en otros – Hay demasiadas tareas para completar diariamente en el trabajo y en casa. Sin embargo, no está solo. Pida a otras personas que ayuden y esté dispuesto a ayudar a los demás cuando ellos también la necesiten.

Sueño – El sueño se está convirtiendo en un lujo cuando es una función esencial para que el cuerpo pueda recargarse. Establezca una hora de acostarse para usted y apéguese a ella. Decida una rutina para acostarse para ayudarle a relajar antes de dormir. Evite llevar trabajo a su habitación pues cambia el ambiente y puede afectar su sueño. Los niveles de productividad y la capacidad de atención disminuyen cuando una persona está cansada. Además, una persona es propensa a accidentes, especialmente si trabaja con maquinaria pesada o entornos de ritmo rápido.

Nutra su cuerpo y mente – Asegúrese de establecer sus horas de comida y apegarse a ellos. La gente tiende brincarse las comidas con horarios ocupados. Prepare su almuerzo antes de tiempo y llévelo al trabajo para no tener que salir a buscar de donde ordenar.

Manténgase conectado – Trabajar largas horas deja poco tiempo para la vida personal y social. Mantenga sus amistades y no deje que el trabajo lo aísle de personas queridas. Cuide el tiempo de su familia. Mantenerse socialmente conectado es vital para la salud mental.

No se olvide de si mismo – En un mundo tan apresurado, tendemos a descuidar nuestras propias necesidades personales, salud e intereses. Pase tiempo haciendo las cosas saludables que disfruta. No dude en pasar tiempo por sí mismo pues tiempo a solas beneficia la salud mental.

Encontrar maneras apropiadas de equilibrar la vida en todos los aspectos tiene un gran beneficio para el estado mental y emocional del individuo.

 

Balance work and personal life

Regresar a pagina de Estilo de Vida