Lo que ayuda y lo que no cuando se trata de estrés

Así como lo que causa el estrés y cómo les afecta son diferentes para cada persona, la forma en que las personas manejan el estrés también varía. Hay que tomar en cuenta que a veces lo que parecer que alivia el estrés, también puede tener consecuencias negativas para la salud.

  • Pasar horas viendo la televisión o usando la computadora y otros aparatos electrónicos puede conducir a estilos de vida sedentarios. La falta de actividad física puede contribuir a un aumento de peso.
  • Fumar puede parecer que relaja a la persona, pero eso es sólo temporal y, ultimadamente, aumenta la tensión y la ansiedad. Una vez que pierde la sensación de estar relajada, la persona puede experimentar síntomas de abstinencia y anhela fumar más; esto puede conducir a la adicción. El tabaquismo se ha relacionado con el cáncer de pulmón.
  • Beber alcohol también puede proporcionar una sensación de relajación y excitación al principio, pero una vez que el nivel de contenido de alcohol en la sangre en su sistema baje, usted se queda con la sensación de ansiedad, depresión o estrés que estaba tratando de escapar.
  • La alimentación emocional puede conducir a hábitos alimenticios poco saludables, ya que la mayoría de las personas recurrirán a dulces, comida chatarra y otras comidas reconfortantes. Su cuerpo no obtendrá los nutrientes adecuados para mantenerse saludable si come en exceso o no come en lo absoluto.
  • El uso de píldoras o medicamentos para relajarse puede conducir a la adicción. A menos que sean prescritos por un profesional de la salud, es mejor no usarlos y encontrar otras maneras de lidiar con la situación.
  • Aunque unos encuentran algo de consuelo en ir de compras, a menudo es una actividad estresante cuando las tiendas están llenas de gente. Es aún más estresante cuando se trata de pagar la factura de la tarjeta de crédito para todas las compras realizadas.
  • Hacer desidia es otra forma en que muchos tratan de evitar un problema o tarea. Sin embargo, pronto llegan a descubrir que el problema no desaparece y deben afrontarlo en momento, ahora con menos tiempo y más presión para completar el trabajo o proyecto.
  • No es bueno aislarse de los demás. La conexión social mejora la salud mental y emocional.

Muchas veces, el alivio del estrés se encuentra en las cosas que una persona hace o deja de hacer. Sin embargo, a veces se necesita ayuda para manejar la situación y está bien buscar esa ayuda. Hablar con profesionales puede ayudar a que una persona se tranquilice y se sienta mejor. Comuníquese con su médico de atención primaria y hágales saber por lo que está pasando, lo que está sintiendo y cómo está tratando de sobrellevarlo. Pueden sugerir otras alternativas para ayudarle a controlar el estrés y pueden ayudarle a hacer frente a las estrategias poco saludables.

 

 

 

English

Volver a la pagina principal Estrés